Cytotec Bolivia, envíos a nivel nacional.

Conoce más detalles sobre los beneficios del condón femenino

Publicado por: el mayo 19, 2021

El preservativo femenino, conocido comúnmente como condón femenino, es menos usado en comparación al preservativo masculino, pero cumple con las mismas funciones, impidiendo que un espermatozoide tenga contacto con el óvulo y evitando infecciones relacionadas a enfermedades de transmisión sexual.

Los preservativos femeninos están elaborados de un plástico delgado y resistente que al introducirse a la vagina, este se ajusta a las paredes del útero. Aunque generalmente este plástico lleva el nombre de poliuretano, también existen otras versiones elaboradas de nitrilo, las cuales son más baratas, pero igual de efectivas.

Estos condones tienen dos diámetros a los extremos, el más grande se ajusta al cuello uterino y el de menor tamaño protege la vulva. Estas condiciones permiten que el preservativo no solo impida la inseminación del óvulo, sino que también son mucho más efectivas para que las mujeres no sean contagiadas de alguna enfermedad de transmisión sexual.

¿Cómo se usa un preservativo femenino?

Para la compra de estos preservativos no se requiere de alguna receta médica, pueden adquirirse fácilmente en una farmacia en alguna clínica que ofrezca el servicio de planificación familiar. Su uso debe realizarse con extremo cuidado, repasemos a continuación la forma adecuada de ponérsela.

La mujer debe sostener el anillo interno (el más extenso) con su dedo pulgar y el del medio para introducirlo poco a poco a la vagina. Se debe presionar el anillo mencionado al momento de introducirlo hasta lo más profundo, dejando fuera el anillo externo (el más pequeño). Luego del acto sexual, la mujer debe girar el anillo externo para que el semen quede atrapado y sacar el condón poco a poco.

Consejos sobre el uso del preservativo femenino

La mujer puede introducir este preservativo en su vagina justo antes del acto sexual, aunque también puede hacerlo horas antes, ya que pueden llevarlo puesto hasta ocho horas. De hecho, deben usarse solo una vez y debe aplicarse una cantidad de lubricante para tener mayor sensación durante el coito.

Si la mujer ya está usando el preservativo femenino, no es necesario que el hombre use otro preservativo, puesto a que el roce entre ambos puede provocar movimientos bruscos hasta provocar que se descoloquen o, en el peor de los casos, se rompan.

Por otro lado, si se va a usar lubricantes, estos no deben estar elaborados a base de derivados de petróleo como las vaselinas, ya que provocan que el preservativo se rompa. Si esto llega a suceder, inmediatamente, la mujer debe sacar el preservativo y ponerse uno nuevo.

Eficacia y ventajas del preservativo femenino

El preservativo femenino, como método anticonceptivo, es eficaz entre un 75 y 82%, pero si se usa correctamente, este llega a ser hasta un 99% efectivo. Los únicos motivos por los que llegue a fallar el uso de este preservativo pueden ser por alguna ruptura, algún defecto de fabricación o porque el contenido del mismo se haya derramado dentro de la vagina.

Si hablamos de las ventajas de este preservativo, se debe subrayar que son económicos y resistentes, además de que pueden ser usados cuando la mujer esté en una etapa de menstruación, durante el embarazo o tiempo después del parto. Del mismo modo y como se mencionó anteriormente, son muy efectivos contra la transmisión de enfermedades de transmisión sexual.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comunícate con nosotros, haga click acá y le responderemos a la brevedad posible.